lunes, 31 de octubre de 2016

Problemas neurológicos por mala flora intestinal

Un pequeño articulito sobre la relación entre una mala flora intestinal y algunos padecimientos neurológicos:

“Hoy sabemos que quienes tienen alterada la microbiota intestinal, pueden desarrollar enfermedades neurológicas, de neurodesarrollo como el autismo o enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, Alzheimer o inclusive, estados psiquiátricos como depresión, ansiedad o mal manejo del estrés.”

Añadió que otros problemas que pueden surgir son: síndrome metabólico, síndrome de intestino irritable, alergias, enfermedades autoinmunes y en algunos casos, cáncer en el aparato digestivo.

...el doctor Valdovinos refiere que los probióticos, que son microorganismos vivos, ayudan a revertir el problema rápidamente."

FUENTE:

viernes, 21 de octubre de 2016

Flora intestinal y adicción a al cocaína

Por eso decimos que es impresionante la cantidad de problemas que tienen que ver con la flora intestinal.

En este caso, resulta que una mejor flora intestinal pudiera protegerte en desarrollar y mantener una adicción a la cocaína.

Recordemos que en el intestino delgado se encuentran una gran cantidad de neuronas que tienen que ver con numerosos procesos del sistema nervioso:

"“Ahora, un nuevo estudio realizado por expertos de la Escuela de Medicina Icahn, del Hospital Mount Sinai, señala la relación entre la flora bacteriana y la cocaína

Este estudio – aseguran los autores en Nature – representa la primera evidencia de que las alteraciones en la microbiota intestinal afectan la respuesta conductual a ciertas drogas”.

Fuente:

lunes, 17 de octubre de 2016

Flora intestinal y depresión

Ya hemos mencionado del efecto nocivo de los antibióticos comunes sobre la flora intestinal y los efectos colaterales que esto provoca.

Pero no sólo son los antibióticos, también los ansiolíticos como el diazepam y la familia que termina en "pam".

Pues resulta que algunos problemas neurológicos y mentales se mejoran notablemente simplemente al mejorar la flora intestinal con probióticos; no será así en todas las personas, pero vale la pena intentar en algo tan barato y que no produce efectos colaterales además de que es capaz de mejorar otros problemas de salud simultáneamente.

Recordando además que el uso de antibióticos y ansiolíticos en forma de Microdosis no altera la flora intestinal, ver: http://microdosismartinez.blogspot.mx/2012/07/antibioticos-y-problemas-neurologicos.html

"En nuestra especie, también se han observado vínculos entre dolencias gastrointestinales y patologías psiquiátricas como el autismo, la ansiedad o la depresión.

Ya se han realizado estudios en humanos en los que se compara la microbiota de personas sanas con la de otras que tienen cierta enfermedad y se ha visto que modificando el ecosistema intestinal o sus funciones se pueden reducir los estados de ansiedad.

Ya hay algún ensayo clínico con probióticos para tratar la depresión que mejora los síntomas, pero son resultados que se tienen que confirmar. "

Fuente: 

Alergias, el origen del problema....

La relación entre el incremento en alergias y la disminución de la lactancia materna es más que evidente en México.

Como comentábamos, la mejora de la flora intestinal con probióticos puede ayudar a eliminar las alergias, aun de adultos, con algo tan sencillo como el incorporar a la dieta diaria probióticos tradicionales.

Estos son datos de 2014, habremos mejorado desde entonces?:

"Unicef: ocho de cada diez mexicanas dan a sus bebés fórmulas lácteas.

Nuestro país tiene el segundo porcentaje más bajo de lactancia materna, pues comparado con el promedio de todas las naciones, se ubica por debajo del promedio internacional.

Con esas cifras, México se ubica en el segundo lugar del mundo con la menor tasa de lactancia materna, sólo después de Serbia"

Fuente: 

Lactancia materna disminuye alergias

La lactancia materna es sumamente importante porque aporta bacterias de la madre al bebé que van desarrollando su flora intestinal.

El problema es que de adultos ya no contamos con esta gran ayuda, y por ello es importante mejorar la flora intestinal a través de probióticos como los tradicionales búlgaros de leche.

"La riqueza de especies bacterianas en el intestino contribuye al fortalecimiento del sistema inmunitario en las membranas mucosas y protege frente al futuro desarrollo de asma y alergias en niños.

Los anticuerpos y bacterias que la madres transmiten a través de la lactancia protegen a los niños del riesgo de desarrollar ciertas enfermedades a través de la estimulación y maduración del sistema inmune y la modulación de la colonización microbiana intestinal de los niños.

El estudio confirma, por tanto, la teoría que la microbiota intestinal (es decir, las bacterias que conviven en el cuerpo humano de forma habitual) desarrollada por el bebé en los primeros meses de vida desempeña un papel fundamental en la aparición posterior de alergias."

Fuente:

miércoles, 6 de abril de 2016

Lupus y flora intestinal

Mejorar la flora intestinal para mejorar la calidad de vida de las personas con lupus.

Para quien no ha leído las publicaciones anteriores, la relación de la flora intestinal con la Microdosis, es que al consumir antibióticos, químicos o vegetales, en forma de Microdosis no se altera la flora intestinal, contrario a cuando se consumen en su forma normal los antibióticos para tratar cualquier tipo de infección los cuales destruyen tanto a las bacterias malas (que causan la infección) como a las bacterias buenas (flora intestinal) provocando muchos padecimientos adicionales al originalmente tratado.

" La respuesta inmune de los enfermos con lupus mejora si se enriquece su microbiota (los microorganismos presentes en el cuerpo humano) con bacterias beneficiosas, según un estudio de la Universidad de Oviedo 

Las aplicaciones son muy prometedoras aunque tienen que ser validadas experimentalmente en modelos in vivo", aseguró Margolles"

Fuente:

viernes, 25 de marzo de 2016

Enfermedades modernas que tienen que ver con una mala flora intestinal

Obesidad, alergias, intolerancias alimentarias, diarreas, estreñimiento, mala memoria,  problemas de aprendizaje y depresión pudieran tener su origen en una mala flora intestinal.

Por eso recomendamos muchas veces al tratamiento con Microdosis mejorarle la flora intestinal al enfermo con probióticos, pero la mejora no es de un día para otro:

"En estudios con personas con sobrepeso se ha demostrado que éstas tienen una microbiota de diversidad menor, en la que predominan las bacterias que metabolizan los hidratos de carbono”.

Todo ello altera el delicado equilibrio intestinal y puede producir cambios en la modalidad intestinal (diarrea o estreñimiento), en la secreción de enzimas neurotransmisores y hormonas y en un aumento de la permeabilidad intestinal, lo que favorece las intolerancias alimentarias.

Las alergias han aumentado en los últimos tiempos, en parte porque las bacterias que han vivido con nosotros durante siglos están cambiando. Los antibióticos han eliminado muchas enfermedades y los patógenos clásicos han desaparecido, pero ese barrido se ha llevado también a lo que se denominamos ‘viejos amigos’; es decir, bacterias beneficiosas que desempeñaban un importante papel

La forma más adecuada para poblar los intestinos infantiles con una buena microbiota es que los pequeños estén en contacto con muchas bacterias, pero que no sean infecciosas. Se ha comprobado que los niños criados en granjas, en contacto con animales, tienen menos problemas de alergias, asma o rinitis y cogen menos infecciones”

El investigador Irlandés John Cryan y su equipo alimentaron a una muestra de ratones con una bacteria que se sabe que cuida el intestino, Lactobacillus rhamnosus JB-1. Los ratones con el intestino “tuneado” no solo nadaron más tiempo, sino que en su sangre se registró menos hormonas del estrés y en las pruebas de memoria y aprendizaje obtuvieron resultados considerablemente mejores que sus compañeros.

Pero si nuestra microbiota influye en nuestro estado de ánimo, esta relación también se da a la inversa y las preocupaciones prolongadas o el estrés tienen efectos devastadores en el intestino"